El después ya no es lo mismo…

 

“Estamos viviendo en tierra de nadie, eso me tiene muy disgustado. Hicimos un reconocimiento de 1500 fotos de posibles delincuentes de la zona, me llamó la atención la cantidad y le dije al policía sobre el gran número que eran y su respuesta fue: no son 1500, son 8.000 los delincuentes en la base de datos; esos 1500 son los que el sistema arrojó por ciertas características como posibles en cuanto a este robo en particular. 8.000 delincuentes que tenemos dando vueltas acá… Si uno se pone a pensar es un pueblo de delincuentes que está dando vueltas alrededor nuestro.” Concluyó Cantarini mientras no podía dejar de mostrar su preocupación.

 

Por otra parte nos contó cómo es un día suyo después del aterrador momento que vivió durante el robo.

“Los días ya no son lo mismo… Yo la noche la trato de estirar lo más posible para tener mi paz en mi casa… Suena el despertador y ya estoy sufriendo, no veo la hora que llegue la noche para descansar… Suena el timbre en el trabajo y no sabés quién es… Me encantaba ir a trabajar, mi oficio lo tengo pero como que ya no tengo las ganas de estar todo el tiempo ahí adentro… Suena el timbre y ya se me exalta el corazón… Hoy al recordar todo tengo sentimientos encontrados… Estaban dispuestos a todo con armas que ni la policía tiene.“

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Todas las noticias de Casilda y la región en…