Quedó detenido Pardini acusado de violencia y abusos sexuales hacia su propia familia

 

Aparentaban ser la familia ideal, la familia perfecta… Todos los domingos en misa, rezando, comulgando, recibiendo a Dios en cuerpo y alma. Los pesebres vivientes de Navidad en el barrio contaban con su denodada participación, donde Oscar muchas veces hacía el papel de “Jesús”… Mientras que en su casa, según relatan sus propias hijas en la documentación que se expuso durante la audiencia pública que tuvo lugar este miércoles, Oscar fue siempre muy violento tanto con su esposa como con sus hijas e hijos; después de “molerlas” a golpes las escupía estando ellas ya en el suelo.

 

Los golpes no fueron la única forma de expresar la violencia del padre de familia que se mostraba sumiso y ejemplar de la puerta hacia afuera, la peor pesadilla para sus propias hijas comenzó cuando el sujeto que se suponía debía cuidarlas, protegerlas y brindarles el amor de padre, empezó a mantener una relación enfermiza de índole sexual; sin importarle absolutamente nada. Con descripciones aberrantes, las distintas manifestaciones leídas durante la audiencia mostraban aún más en profundidad el cruel comportamiento de un padre para con su propia familia.

 

Oscar Pardini tiene una doble personalidad, para los de afuera es una buena y respetable persona que iba siempre a la Iglesia. Aunque en realidad es un monstruo dentro de la casa, violento con su mujer e hijas. Aseguraba uno de los testimonios en sus declaraciones.

 

La parte aún más fuerte de la compleja y reservada historia de hostigamiento y abuso es el momento en que su propia hija quedó embarazada. Varios testimonios que ya fueron volcados ante la justicia aseguran que ese embarazo fue producto de la violación del propio padre para con su hija, de ese entonces unos 17 años. Además uno de sus hijos varones también denunció haber atravesado por situaciones de abuso ejercidas por su propio padre.

 

La Jueza Mariel Minetti otorgó, en la audiencia de este miércoles 5 de julio, la prisión preventiva sin plazo para Oscar Carlos Alberto Pardini por la probable autoría de los hechos que le han sido imputados y dio lugar también al pedido realizado por la Fiscal Lorena Aronne, del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, para que el detenido sea remitido a la Unidad Genética Forense en cumplimiento de los protocolos para la extracción de sangre a los fines del cotejo del perfil de ADN de la muestra que previamente se le extrajo a la hija de su hija, de la cual según las declaraciones familiares Oscar Pardini sería su padre, es decir el padre de su “nieta”.

 

Otro de los puntos es un detalle no menor que relatan algunos allegados a la familia en cuanto a una característica constructiva del baño de la casa donde este sujeto vivía junto a su mujer y sus 8 hijos hasta algunos años atrás, ya que actualmente sólo convivía con su mujer y tres de los menores, entre ellos dos mujeres y un varón. El baño, de la vivienda de calle Saavedra 2266, cuenta con una puerta de vidrio transparente que no permite privacidad a la hora de ingresar. Cuando algunos de los integrantes del núcleo familiar, ya algo más grandes de edad, quisieron revertir esa situación colgando toallas sobre la puerta para impedir ser vistos… fueron golpeados por el padre de familia quien incluso los amenazó con arrancar la puerta (de vidrio transparente) del baño.

 

Oscar es una persona perversa que disfruta viendo sufrir a los demás, y si el sufrimiento lo provoca él lo disfruta aún más, expresaba un pasaje de texto de una de las tantas declaraciones que fueron expuestas en torno a la audiencia imputativa de Pardini.

 

Momentos en que Pardini salía esposado de la Oficina de Gestión Judicial de Casilda luego de la audiencia imputativa por los delitos de abuso sexual que enfrenta.

Momentos en que Pardini salía esposado de la Oficina de Gestión Judicial de Casilda luego de la audiencia imputativa por los delitos de abuso sexual que enfrenta.

 

Toda la investigación se inició oficialmente en enero de 2017 a raíz de una denuncia en la Comisaría de la Mujer por un hecho de violencia intrafamiliar ocurrido hacia la menor cuya paternidad se le atribuye en las denuncias a Pardini. A raíz de dicha denuncia por violencia, surgen en ese marco declaraciones de la madre de la menor donde afirma que su hija es producto de reiteradas violaciones de su propio padre.

 

Cuando la joven quedó embarazada la versión que intentaron sostener Oscar y su esposa Claudia, aunque parezca demasiado ridícula, fue que la joven había quedado embarazada por concurrir a un boliche donde le había puesto “droga” en la bebida y que dentro de la bebida le habían dado de tomar espermas. Luego, al parecer cuando alguien les hizo ver lo poco creíble que resultaba su versión como padres de la futura mamá, cambiaron su discurso para referirse que su hija había quedado embarazada a raíz de haberse metido en una pileta “Pelopincho” que había en su casa donde habría habido semen en el agua… Aunque irrisorias, las explicaciones fueron tomadas por familiares y el vecindario, aunque no convencidos por supuesto. Tales afirmaciones incluso fueron reiteradas durante el proceso investigativo llevado adelante desde el MPA donde varios testimonios plasmaron sus declaraciones, coincidiendo todas en el común denominador de la pileta con semen o la bebida con espermas.

 

Los relatos expresan que la historia de abusos sexuales se continuó repitiendo dentro de la casa de los Pardini, incluso una vez nacida la hija de su hija, donde el “padre” siguió violándola y a su vez “moliéndola” a golpes. “Todo sucedía de noche, mientras dormíamos se nos tiraba encima, nos tapaba la boca…” manifestaban unos de los pasajes de las declaraciones expuestas en la audiencia pública.

 

Conozco a los Pardini, en una ocasión estaba en su casa y les dije que tenían una linda familia y una de sus hijas me respondió: “cuando usted se va ya no es así”… y respecto del embarazo de una de las de ese entonces adolescentes, que se dio allá por el año 2000, Claudia y Oscar se acercaron a la capilla diciendo que no sabían cómo había ocurrido, declaró el propio Padre Fernando Lardizabal ante el MPA Casilda. Lardizabal se desempeñó como Sacerdote de la Parroquia de Fátima desde el año 1988 hasta enero del 2000…

 

Aberrantes ribetes, incontables situaciones oscuras por las que atravesaron la mayoría de los integrantes de su familia. Abusos, golpes y silencios… Muchos silencios incluso hasta de quienes tenían la obligación de no callar.

Compartir en:

1 Respuesta

  1. Maria dice:

    Cortarle el pito!! Es poco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Todas las noticias de Casilda y la región en…