Juicio a la banda que golpeó, maniató y robó a una familia mientras dormían

Compartir en:

Así entraba a la Oficina de Gestión Judicial de Casilda, a la lectura de alegatos de cierre del Juicio por Robo Calificado y Privación Ilegítima de la Libertad, Carlos M, de 73 años, oriundo de Rosario.

 

La semana próxima pasada comenzó en Casilda el Juicio contra los integrantes de la banda de delincuentes que irrumpió en una vivienda de calle Casado y Fray Luis Beltrán, en septiembre de 2018, donde tras sorprender a todos los integrantes de la familia mientras dormían, los golpearon, ataron y robaron bajo amenazas de muerte. Las cámaras de seguridad internas de la vivienda plasmaron los rostros de al menos 3 de los 4 integrantes de la banda. La imagen captada no dejaba lugar a dudas, sus rostros habían quedado en un primer plano que les permitió a la PDI, junto a otros elementos y un arduo trabajo investigativo, poder identificarlos, dar con su captura y ubicarlos gracias a esas imágenes en el lugar de los hechos. De los cuatro delincuentes, uno se encontraba prófugo y algunos meses atrás los investigadores tomaron conocimiento que había muerto en Provincia de Córdoba. De los tres restantes, dos de los que ingresaron a la vivienda optaron por cerrar un Juicio abreviado, al entender que los registros de imágenes de las cámaras internas de la vivienda eran claves para que la Fiscalía continúe sosteniendo su participación. El acuerdo entre las partes, Fiscal y Defensa, se cerró en una condena de 7 años de cárcel de cumplimiento efectivo.

 

La abogada defensora de los delincuentes, Dra. Evangelina Bonacalza, luego de hablar con personal del servicio penitenciario para que bajen del móvil a su defendido.

 

Mientras que el restante integrante de la banda, que sería el titular del Ford Fiesta Kinetic color azul que esa madrugada del 2018 llegó a la esquina de Casado y Fray Luis Beltrán para dar lugar al tormento que vivió esa familia, continuó la instancia de Juicio y hoy se procede a la lectura de los alegatos finales de cierre. Su abogada defensora, Evangelina Bonacalza, insistió durante todo el proceso tratando de demostrar la “inocencia” de su defendido, ya que no habría registro de las cámaras de seguridad que lo ubiquen en tiempo y lugar esa noche violente, aunque sí los investigadores contaban con cientos de archivos de escuchas telefónicas y cruces de llamadas entre los integrantes de la banda, incluso de fecha posterior al hecho donde entre otras cosas algunos pasajes referían reproches entre quienes habían sido captados por las cámaras dentro de la vivienda y el conductor del automóvil Fiesta Kinetic, que la Justicia buscará de evidenciar como el cabecilla de la banda.

 

La detención de tres de los cuatro integrantes de la banda de delincuentes se dio en el marco de un rápido aunque compleja investigación llevada a cargo por la entonces PDI, a cargo de Cristian Fabiani, logrando detenerlos cuando intentaron darse a la fuga mientras regresaban del casino Rosario a su casa, que se encontraba cercada por un allanamiento ordenado en relación al hecho de robo calificado y privación ilegítima de la libertad ocurrido en Casilda.

 

Carlos M, de 73 años, señalado como el líder de la banda, ingresando para escuchar la lectura de los alegatos de cierre del Juicio.

 

Los Jueces a cargo del Tribunal durante el Juicio fueron Usandizaga, Ocampo y Rizardi; mientras que por el Ministerio Público de la Acusación el Fiscal de la causa fue el Dr. Emiliano Ehret. La defensa la ejerció Evangelina Bonacalza.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK


También te podría gustar...

ANUNCIO