Policía acusado en un hecho de robo

Un efectivo de la Comisaría de San José fue acusado en un hecho de robo. La víctima sostiene que el uniformado sería el autor. El policía mencionado, ya tuvo otros conflictos mientras se desempeñaba al frente del depósito judicial de vehículos secuestrados, y fue apartado del cargo mientras continúa la investigación que inició el Fiscal actuante.

Una pick up Chevrolet color amarilla, se encontraba estacionada sobre un camino rural a unos 2.500 metros de Ruta 92 en la localidad de Los Nogales, en dirección hacia el norte, donde su conductor y acompañante habían descendido para cazar liebres campo adentro. Alrededor de las cuatro y media de la tarde advirtieron que una pick up policial se acercaba por el camino, ya cuando el móvil se encontraba detenido a la altura de su camioneta, los cazadores estaban a unos 150 metros del lugar, por lo que observaron la situación y vieron a uno de los uniformados abrir la puerta de la Chevrolet amarilla y luego cerrarla, dando la vuelta por delante de la parte del capot. Ya en ese momento el cazador se encontraba cerca de su rodado y entonces les preguntó a los Policías que estaba ocurriendo; el policía refirió que debían presentar los papeles de la pick up para su verificación, a lo que estos contestaron no tenerlos encima, por lo cual el efectivo expresó que iban a tener que acompañarlo hasta la Comisaría de San José de la Esquina para verificar si el rodado estaba en regla.

En ese momento el titular del rodado en cuestión le manifestó la intención de comunicarse con su hermana, que se encontraba en Arequito, para que le acerque los papeles de la pick up que había olvidado en su casa. Ante la aceptación por parte de la Policía de aguardar en el lugar por la documentación del vehículo, la víctima abrió su camioneta con la intención de tomar su teléfono, que había dejado sobre la misma dentro de la guantera. En ese momento fue cuando advirtió que su celular ya no estaba.

Respecto del policía denunciado por el robo del teléfono, un oficial de unos 35 años de edad y oriundo de Casilda; actualmente se desempeña en la Comisaría de San José de la Esquina. Anteriormente lo hacía en Casilda como responsable del «Depósito Judicial de Vehículos», ubicado sobre Bv. Tomat; aunque a raíz de una investigación ordenada tiempo atrás desde Fiscalía por robo y venta de repuestos de autos y motos de dicho depósito, el efectivo corrió traslado a la vecina localidad y aún se encuentra sometido al proceso investigativo, sumando ahora una mancha más al uniforme.

El equipo, un Motorola «Moto G» que el dueño portaba desde hacía ya algunos años, habría desaparecido en manos de uno de los policías que se hicieron presentes en el lugar. La acusación hacia uno de los uniformados surgió prácticamente de manera instantánea por parte de la víctima; y cuando acudió a la Comisaría de Arequito para dejar asentado el hecho, se topó con que los superiores intentaban desvirtuar su versión de lo sucedido, hasta que finalmente tras insistir logró que le tomen la denuncia.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO