¿Cómplices o Víctimas?… Los “negociados” de PAMI

Una gestión administrativa poco clara dejó sin cobertura a más de 2.000 ancianos afiliados a PAMI en el Sur Santafesino.

Una gestión administrativa poco clara dejó sin cobertura a más de 2.000 ancianos afiliados a PAMI en el Sur Santafesino.

 

Mientras los “viejos” mueren en los pasillos de un nosocomio que no está preparado para internaciones de alta complejidad, los “poderosos” se llenan los bolsillos con los más de 6.000.000 de pesos en juego. En una disputa por la internación de los afiliados de PAMI de la región sur de Santa Fe, el Sanatorio Primordial de Casilda perdió el cupo que tenía para la atención de unos 2.000 pacientes de la tercera edad, en concepto de los cuales PAMI aportaba al prestador un monto cercano a los seis millones de pesos al año. Ese cupo de atención al cual daba cobertura el Sanatorio Primordial de Casilda contemplaba no sólo los pacientes locales sino las derivaciones desde ciudades y pueblos vecinos. Si bien las autoridades de dicho efector privado no brindan mayores detalles sobre por qué dejaron de realizar la atención de afiliados a PAMI, habría una situación de por medio que podría convertirlos de víctimas a cómplices en cuanto a la cuestión administrativa por la cual se pasó ese cupo al SAMCO de la localidad de Arteaga.

 

Arteaga tiene un Sistema de Atención Médica a la Comunidad que sólo fue pensado para primeros auxilios y cuestiones básicas en cuanto al tratamiento ambulatorio. Es un SAMCo que precisamente ya estuvo en la mira de la Justicia muchos años atrás por una denuncia contra el actual presidente Comunal Sergio Protti, por malversación de fondos públicos. Es una construcción que, según pudo acceder este medio a la vieja causa ya archivada por el viejo sistema de Justicia, se le trató de hacer creer a la comunidad que estaban frente a un Centro de Salud de altísima complejidad cuando en realidad lo más complejo que tenían eran televisores led´s en sus habitaciones, y nada más. Del día de su inauguración a la fecha no se ha realizado ninguna intervención quirúrgica de alta complejidad, por no contar con la aparatología ni capacidad médica necesaria para tales prácticas. Por eso es más que llamativa la decisión tomada desde algún alto funcionario de PAMI en otorgarle la atención de más de 2.000 afiliados, sabiendo que el SAMCo de Arteaga no tiene la capacidad de brindarles internación.

 

Semanas atrás un adulto mayor fue derivado desde San José de la Esquina y Casilda no lo recibió por no tener convenio vigente, debiendo ser ingresado al SAMCo de Arteaga donde finalmente murió. La versión de los prestadores señala que “falleció a consecuencia de una complicación propia por su avanzada edad”, sin embardo desde otro sector de la medicina indican que era un paciente que, de haber recibido al atención necesaria, hoy estaría con vida.

 

Así es como una vez más vemos la connivencia del Poder Político de Artega para llevar adelante actos administrativos poco claros con el riesgo que implica cuando lo que está en juego es la salud de las personas, en este caso adultos mayores; quienes muchas veces ya ni siquiera tienen familiares que se puedan ocupar de ellos y sus vidas depende de la “buena voluntad” de las autoridades responsables de brindarles atención médica. Aunque pues bien, a juzgar por el pasado oscuro de la actual gestión arteaguense, no se puede esperar otra cosa para con los pobres abuelos si quienes hoy gobiernan el pueblo se enriquecieron gracias a ellos… decenas de propiedades “expropiadas” en Arteaga por deudas infundadas donde las intimaciones salían desde la propia Comuna local, firmadas por una “pseudo” abogada que hacia también las veces de Secretaria Privada del principal interesado en comercializar luego esas tierras, a quien algunos pobladores mal llamaron durante mucho tiempo “Intendente”.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

ANUNCIO