Taxista terminó con 22 clavos en sus ruedas en un intento de asalto

El Taxi chapa número 148 de Casilda fue víctima de un intento de asalto a la salida de Rosario.

El Taxi chapa número 148 de Casilda fue víctima de un intento de asalto a la salida de Rosario.

 

Se trata del móvil chapa número 148 de la empresa Radio Taxis Casilda, propiedad de Luis Ángel Carranza, conocido por sus habitúes pasajeros como “Lalo”. El pasado viernes por la noche Carranza conducía su Toyota Etios afectado al servicio de transporte público de pasajeros, lo hacía por la autopista Rosario Córdoba, con sentido desde Rosario hacia Casilda y a pocos kilómetros de la salida de la gran urbe, más precisamente en cercanías del puente peatonal que cruza dicha autopista luego del cruce de Avenida Circunvalación, pudo observar sobre la mano contraria un patrullero detenido junto a un vehículo particular. Situación que lo llevó a pensar que tal vez habían intentado asaltar a alguien y por eso la presencia policial, sin advertir que él también había sido víctima de un intento de asalto casi sin darse cuenta.

 

Nuevamente la modalidad es colocar clavos sobre la traza de la autopista, pinchar neumáticos y cuando los conductores detienen su marcha son sorprendidos por los delincuentes que están expectantes esperando a sus víctimas. Lo curioso es que siempre en esa zona hay móviles policiales, tanto sobre las banquinas como sobre el puente que se ubica unos metros antes del ingreso a Rosario, por lo tanto surge el interrogante: ¿la fuerza policial dejará los patrulleros sin efectivos, sólo con las balizas encendidas a modo de causar una “sensación” de seguridad?, ¿o son cómplices de los delincuentes…?

 

 Yo tuve suerte por tener ruedas sin cámara…. Que hubiera pasado si me detenía? Con suerte me robaban, sin suerte me mataban. SEGURIDAD 0. Expresó Luis Carranza en su cuenta de Twitter

 

En el caso del Casildense Luis Ángel Carranza, al tener cubiertas sin cámara, no advirtió los “pinchazos” y por ser clavos gruesos tipo tachuelas quedaron tapando los propios orificios ocasionados y siguió circulando sin darse cuenta. A la mañana siguiente cuando pasó por una Gomería a controlar la presión de inflado de sus neumáticos advirtió de lo que se había salvado precisamente por no darse cuenta en ese momento.

 

14 clavos en la rueda delantera izquierda y 8 en la trasera fue el resultado de la “Seguridad” que brinda el actual Gobierno de Santa Fe a todos los ciudadanos. Por suerte el taxista no detuvo su marcha y no fue asaltado, por tal podríamos decir que sólo fue una “sensación”…

 

 

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

ANUNCIO