Otra estafa en la revisión técnica de Casilda

Otro hecho de "estafa" ocurrió en los talleres de la Revisión Técnica Obligatoria, de Casilda, donde una mujer se vio obligada a gastar inútilmente más de $5.000 para obtener el certificado.

Otro hecho de “estafa” ocurrió en los talleres de la Revisión Técnica Obligatoria, de Casilda, donde una mujer se vio obligada a gastar inútilmente más de $5.000 para obtener el certificado.

 

En los talleres oficiales de la Revisión Técnica Obligatoria Casilda, lejos de pulir errores con el paso del tiempo los acrecientan; al punto que se convierten en “estafas” concretas hacia los clientes. Mari Storani denunció públicamente haber tenido que cambiar los amortiguadores traseros de su automóvil y gastar más de 5.000 pesos, porque así se lo indicaron desde el taller de RTO Casilda. Aunque contra la voluntad de su mecánico de confianza que le insistía que los amortiguadores de su rodado estaban en buenas condiciones. Ella para evitar problemas optó por seguir las recomendaciones del Jefe de Taller de la Inspección Técnica Casilda quien otorgó en un primer momento el certificado de la verificación con la observación que tenía una validez de sólo 60 días debido a la falla “detectada” en la suspensión trasera, concretamente en ambos amortiguadores.

 

Cuando la dueña del vehículo Chevrolet Spark volvió al taller de RTO Casilda sobre Ruta 33 casi esquina 1º de Mayo, ya con sus amortiguadores traseros nuevos reemplazados por repuestos legítimos General Motors, ingresó nuevamente a la línea de revisión y otra vez el mismo planteo de parte del cuerpo de mecánicos a cargo… “¿cambió los amortiguadores?”. Fue la pregunta casi de manera irónica que hizo el empleado de la RTO al ver que la computadora del taller seguía marcando un “error” en los parámetros de medición. A lo que la dueña del automóvil contestó, no sólo que los cambié, sino que coloqué repuesto originales; mientras el empleado sugería que seguramente los habrían reemplazado por piezas reacondicionadas. Ante la insistencia del personal del taller para deslindar responsabilidad sobre la propia dueña del auto, ésta volvió a remarcar que los había cambiado, en un reconocido taller de la ciudad de Casilda, y que habían sido reemplazados por repuestos originales. Tras la reiterada respuesta de la titular del Chevrolet Spark, el personal mecánico se reunió unos pocos minutos junto al Jefe de Taller de la RTO Casilda para finalizar la situación expresándole que era un “error” del equipo de medición de “ellos”, por no tener catalogado tal modelo de vehículo, “que era un auto muy chico para su máquina…”, no reconociéndole en ningún momento el gasto innecesario de los más de 5.000 pesos que le costó cambiar inútilmente los amortiguadores antes de tiempo.

Compartir en:

4 Respuestas

  1. yo dice:

    Inoperante es la palabra!!! Yo fui ala de firmat donde realizan su trabajo y te vas conforme ! .!!!

  2. Yo dice:

    Son impresentablesss!!!! Inoperantess!!!! Yo fui a la de Firmat y te atienden re bien son re piolas y de paso hacen bien su trabajo!!!!

  3. Norberto F. Castelli dice:

    Ya el taller debe estar clausurado, ya ya, si no fuera asi devo creer que hay conivencia

  4. Yo . dice:

    Es una falta de respeto, esas fallas son imposibles con los tipos de maquinas que presenta la empresa. yo empece a llevar mi auto ala Rto de Firmat , ahi te tratan mejor y no te andan con vueltas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

ANUNCIO