Donó parte de su hígado para salvar la vida de su sobrina

 

Ambas ya se encuentran bien y fueron dadas de alta la semana pasada. Con todos los resguardos y atención que tanto Adara como su Tía Cintia necesitan, el pasado jueves 7 de Junio, la familia regresó a su casa en el pueblo de Sanford donde las emociones se hicieron sentir.

 

Me siento muy feliz de saber que ella ya está sana y verla sonreír, me pone feliz. Desde el primer momento pusimos todo en manos de dios y bueno, él hizo todas las cosas… él estuvo en todo momento. Afirmó Cintia Serrano, tía de Adara y donante viva en toda esta historia con final feliz.

 

Compartimos esta dura historia con final feliz, contada por ellos, los protagonistas más directos. Mamá, papá y Cintia, la donante viva, que relatan el día después en sus vidas luego de pasar por los momentos más angustiantes, finalmente Adara se curó y toda su familia “volvió a nacer”. El alta médico de la semana pasada fue algo que jamás borraran de sus mentes, ese tan ansiado momento llegó y hoy Adara de 5 años ya no tiene más cáncer.

 

Adara ya no tiene más cáncer, se curó y ahora mis lágrimas son de felicidad, lloro de felicidad al verla bien., contó su madre Juliana mientras sus lágrimas dejaban ver los sentimientos a flor de piel.

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO