Bombero perdió a su hijo tras caer en aguas de un arroyo

El menor, de sólo 5 años, se encontraba jugando con un amigo de 11 cuando de pronto cayó en aguas del arroyo en inmediaciones del cementerio de Arequito y murió a pesar de los intentos de reanimación.

El menor, de sólo 5 años, se encontraba jugando con un amigo de 11 cuando de pronto cayó en aguas del arroyo en inmediaciones del cementerio de Arequito y murió a pesar de los intentos de reanimación.

 

Otra vez Arequito de luto tras la muerte de un niño de 5 años. El menor había concurrido en bicicleta junto a un amigo de unos 11 años hacia la zona del puente que cruza sobre el canal en inmediaciones del cementerio; ubicado a unos 2 km del centro del pueblo en dirección Oeste. Eran las cuatro y media de la tarde de este miércoles y los niños se encontraban jugando a orillas del curso de agua de un metro y medio de profundidad, cuando aparentemente un resbalón hizo que el pequeño cayera al arroyo frente a la presencia de su amigo. En la desesperación, el pequeño que lo acompañaba se habría tirado al agua para intentar rescatarlo y al ver que solo no podía lograrlo salió corriendo por el camino rural en busca de ayuda. A unos pocos metros se cruzó con dos mujeres, las que le indicaron que siguiera corriendo hasta el cementerio (a unos 100 metros) donde habría más personas y pida ayuda para llamar a Bomberos y ambulancia mientras ellas se dirigían al lugar del accidente. Una de las mujeres se arrojó al agua logrando sacar al menor aunque ya sin signos vitales.

 

Bomberos llegaron junto a la emergencia médica, realizaron tareas de reanimación durante un período de entre 15 y 20 minutos, incluso utilizando un DEA. El DEA, conocido como Desfibrilador Externo Automático, es un dispositivo que revisa el corazón de una persona y aplica una descarga eléctrica si este deja de latir normalmente; aunque todos los intentos fueron en vano y la reanimación no tuvo resultados favorables, según relató a la prensa el Sub Jefe de Bomberos de Arequito Leonardo Bellón, quien fue a cargo de la dotación.

 

Los padres del pequeño se encuentran separados y fue justo este fin de semana cuando su Papá, Bombero de San José de la Esquina, llevó a sus hijos a Arequito a pasar unos días en casa de su ex esposa, madre de éstos; hasta el día de hoy que los iría a buscar. Lamentablemente el destino se interpuso antes y la vida de esta familia cambió para siempre. El pequeño, según versiones de allegados a la familia, se escapó junto a su amiguito en dirección hacia el arroyo, como cual travesura de chicos, con la mala suerte de resbalar y encontrar su muerte. Profundo dolor en tres localidades ubicadas sobre Ruta 92. En Arequito, lugar donde se encontraba el niño al momento en que ocurrió la tragedia; San José de la Esquina donde reside su Papá Carlos y en Arteaga, lugar de donde es oriunda su Mamá Jesica.

 

En cuanto a la localidad de Arequito el dolor sigue presente en el pueblo desde hace ya varias semanas, un pueblo que aún no había terminado su duelo después del caso de la adolescente que murió de apendicitis, sumado a la niña que no pudo escapar del fuego tras el incendio de su casa. Hoy otro Ángel vuela sobre el cielo Arequitense.

 

Intervino Fiscalía Casilda, Policía Científica y PDI.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO