“Josecito” volvió a la cárcel

Así quedó el automóvil VW Suran que fuera robado de un galpón de Ruta 33 al 2200 en Casilda y encontrado incendiado en zona rural de Correa. Por el hecho hay un detenido de 32 años.

Así quedó el automóvil VW Suran que fuera robado de un galpón de Ruta 33 al 2300 en Casilda y encontrado incendiado en zona rural de Correa. Por el hecho hay un detenido de 32 años.

 

Luego de la audiencia celebrada a primera hora de la tarde de este Jueves en la Oficina de Gestión Judicial, en el 2do Piso del Ministerio Público de la Acusación, el Juez en feria Eduardo Filocco dio lugar al pedido presentado por el Fiscal Juan Pablo Baños respecto de la prisión preventiva efectiva solicitada para el delincuente de 32 años, domiciliado en barrio Nueva Roma, que fuera identificado en zona rural de la vecina localidad de Correa este martes por la mañana. El sujeto fue alcanzado por la Policía en inmediaciones donde se produjo el hallazgo del automóvil VW Suran, robado horas antes desde el interior de un galpón sobre Ruta 33 al 2300 en Casilda. La defensa de José Miguel Alcaray estuvo a cargo de la Dra. Soledad Carranza, de la ciudad de Rosario, perteneciente al Sistema Público de Defensa y en reemplazo de Evangelina Bonacalza. Carranza insistió de manera recurrente durante todo el transcurso de la audiencia con su pedido de libertad para su defendido, pedido al cual el Juez no dio lugar y ordenó prisión efectiva.

 

La audiencia tuvo dos aristas para con el imputado. Por un lado atribuirle el inclumplimiento de la prisión domiciliaria, que había otorgado en un principio la Jueza Mariel Minetti, por tres hechos de robo en los cuales la Fiscalía atribuyó en ese entonces a José Miguel Alcaray alias “Josecito” su autoría; luego de las pruebas presentadas por la PDI donde constaron análisis de registros de cámaras de seguridad e informes de empresas de venta de chip de telefonía celular, mediante los cuales pudieron vincular al imputado con el robo al quiosco de Zeballos y Ovidio Lagos ocurrido meses atrás. Y en segundo lugar imputarlo por su posible participación en relación al robo del vehículo seguido de incendio. Si bien la Fiscalía continúa la investigación de ese hecho delictivo ocurrido entre la noche del lunes 10 de julio y la mañana del martes 11, por el momento son suficientes los elementos de convicción presentados por el MPA ante el Juez Filocco para acreditar, en esta etapa de la investigación, una presunta participación del sujeto en el hecho mencionado.

 

Los puntos atribuidos por el Fiscal Baños, respecto de la participación del imputado en relación al vehículo hallado incendiado, se centran en los testimonios de personas que brindaron declaración a la PDI sobre diálogos que mantuvieron con el sujeto, el martes por la mañana, en zona rural de Correa y en cercanías del lugar donde el vehículo se vio envuelto en llamas. Uno de los testimonios refirió a que el muchacho lo paró mientras se conducía y le contó que venía de Casilda y que iba hacia Casilda, a lo que el conductor le manifestó “estás desorientado”, ya que en un momento también le expresó querer dirigirse al Peaje nuevo sobre la Autopista Rosario Córdoba. Finalmente la persona que lo llevó dio aviso a la Policía indicando la situación tras parecerle sospechosa su actitud. Además se sumó otra declaración donde una mujer contó haber dialogado esa misma mañana del martes,  cuando “Josecito” que caminaba aun por zona rural se dirigió hacia ella y le preguntó si no había visto unos perros de caza que había perdido, a lo que la mujer respondió que no y sospechó al no verle armas ni nada que le indique que estaría cazando. A otros de los testigos les dijo que estaría buscando trabajo. Todos coincidieron en su vestimenta como un pantalón con los colores de Boca y la insignia de dicho Club.

 

En esta instancia, aquí se trata de establecer si hay elementos suficientes como para determinar que un hecho materialmente ocurrió y si usted tiene algún grado de responsabilidad en el mismo. En relación a la materialidad del hecho no hay ningún elemento para sospechar del relato de la víctima, donde denuncia la sustracción de su vehículo y demás objetos personales. Nosotros tenemos que ocuparnos del tema de la autoría, de si hay una relación con el momento de ese hecho con su persona. El Fiscal señaló en un momento de su discurso que el vehículo estaba siendo llevado hacia algún lugar, por algún motivo, y se produce el despiste seguido de incendio. De manera tal que después aparecen dos personas que no sólo lo ven sino que hablan con una persona, la cual relacionan con usted, donde sospechan y por eso una de ellas le avisa a la policía incuso después de haber transportado a la persona en su vehículo. Y surge que a raíz de ese aviso la policía además de encontrar este automóvil incendiado, lo detiene a usted en la zona de Correa y le secuestra la llave de una moto que estaba a varios kilómetros, en una estación de servicio de Casilda…

…Cuando uno toma aisladamente cada eslabón de esta cadena evidentemente es difícil razonarlo, pero cuando uno pone sobre la mesa todos los eslabones, la cosa cambia. Puestos en conjunto todos estos eslabones entonces nosotros podemos decir que sí, que existe apariencia de responsabilidad y que usted tendría algún grado de responsabilidad en este hecho del robo al comercio donde se llevaron un automóvil VW Surán y otros elementos menores y que luego apareció incendiado. Detalló el Juez Filocco sobre el final de la audiencia imputativa llevada a cabo este Jueves 12 de Julio a las 14:15 horas en la Oficina de Gestión Judicial.

 

La Policía de Cañada de Gómez junto a los efectivos de la Comisaría de Correa dieron con la individualización de un sujeto, coincidente con las descripciones de los llamados telefónicos aportados por los testigos que cruzaron por zona rural al hombre que vestía el pantalón con los colores de Boca Juniors. Cuando lo identificaron advirtieron que pesaba sobre él una prisión domiciliaria que a simple vista estaba incumplimiento. De la requisa incluso le secuestraron la llave de una moto, que se correspondería con la moto de su pareja que él había dejado en la estación de servicio de Lisandro de la Torre y 1 de Mayo en Casilda, en la madrugada del martes pasadas las 03:00 de la mañana, momento en que su concubina se fue a trabajar y se despidió de él que aún estaba en su casa. Cuando ella salió de trabajar, al no encontrarlo en su domicilio, comenzó a llamarlo a su celular cerca de las 11 de la mañana, llamadas que incluso quedaron acreditadas en los registros entregados por la prestadora de telefonía celular. Luego se dirigió a la Jefatura Casilda donde formalmente le comunicaron que su pareja se encontraba detenido en Jurisdicción de Cañada de Gómez.

 

La pregunta sobre la que el propio Juez Eduardo Filocco unió varias piezas durante el desarrollo final de la audiencia en la que otorgó una prisión preventiva efectiva para el imputado, fue: qué hacía este sujeto a pie en medio de la zona rural de Correa, con la llave en su poder de la moto que dejó estacionada en una Estación de Servicios de Casilda, e intentando hacer dedo para volver a su ciudad y en medio de todas esas circunstancias aparece, en cercanías de donde él se topa con los que resultaron luego testigos, el auto incendiado que fuera robado en Casilda. Siendo incluso que él debía cumplir con su prisión domiciliaria fijada en un domicilio de barrio Nueva Roma, distante unos 30 km de donde fue detenido.

 

Resta ahora en este tiempo previo al plazo fijado por el juez Filocco para el vencimiento de la prisión preventiva (16 de agosto), el análisis de las imágenes de cámaras de seguridad de lugares puntuales, ya solicitadas por Fiscalía, como así también medidas restantes tendientes a reunir elementos y pruebas para la próxima instancia a celebrar.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO