Enfermera confundió medicación y desencadenó una muerte

El Director del SAMCO de Arequito, Dr. Ricardo Salazar, denunció a una de sus enfermeras por un hecho de mala praxis seguido de muerte.

 

Según el relato de los familiares, Luisa, de 92 años, iba a ser dada de alta a la brevedad en el SAMCO de Arequito, ya que se había recuperado satisfactoriamente de la recaída sufrida días atrás; aunque de un momento a otro, tras un reclamo que ellos mismos hicieron por un complejo vitamínico que no le estarían suministrando pese a la indicación de su médica de cabecera, ingresó la enfermera y en pocos segundos todo cambió.

 

Eran las ocho de la noche del martes cuando Patricia Marinozzi entró a la habitación donde se encontraba internada Luisa, con un inyectable listo para ser colocado, los familiares allí presentes pensaron que se trataría del complejo vitamínico en cuestión. Sin embargo, a los pocos segundos de comenzar a ser suministrada la medicación, Luisa murió ante la mirada de su nieta que se encontraba junto a ella. Fue tan inmediata su reacción frente al inyectable colocado que habría quedado la mitad del líquido en la jeringa, la enfermera interrumpió la aplicación ante su inesperada muerte.

 

En ese momento es cómo si la enfermera se hubiera dado cuenta que algo había hecho mal y ni siquiera terminó de ponerle la dosis preparada, de ahí en más comenzaron las corridas e intentos por reanimarla aunque fue en vano; a las 20:20 nos informaron a los familiares que nos encontrábamos en el pasillo del SAMCO que nuestra abuela había fallecido a consecuencia de un paro. Sostuvo muy angustiada una de sus nietas en diálogo con día7.

 

La enfermera denunciada habría equivocado no sólo la medicación aplicada a la paciente, sino también la forma de suministrársela.

 

Frente al particular desenlace y sumando la declaración que hizo otra empleada del SAMCO al propio Director, donde le refirió un error humano en la administración de dicha medicación, Salazar tomó la iniciativa como Director del SAMCO de Arequito, de denunciar ante la Comisaría local el hecho bajo el rótulo de mala praxis y muerte dudosa. Lo llamativo fue la rapidez con la que desde el SAMCO entregaron el cuerpo a la empresa fúnebre, sin supuestamente haber firmado el certificado de defunción y habiendo una sospecha de muerte dudosa por mala praxis. Así la familia comenzó a transitar el duelo, y en la misma noche de Martes ya se encontraban velando a Luisa en la sala velatoria de la Cooperativa de Servicios CEODAL del pueblo, cuando sorpresivamente la PDI irrumpió con la orden de suspender todo y retirar el cuerpo para enviarlo al Instituto Médico Legal de Rosario para su correspondiente autopsia y posterior desarrollo de la investigación iniciada a raíz de la denuncia efectuada por Salazar.

 

A pesar del profundo dolor, la familia pudo aceptar y comprender la gravedad del caso y así seguir con los lineamientos ordenados desde Fiscalía Casilda, tendientes a la minuciosa investigación del hecho denunciado, en el cual tomó intervención el Fiscal Emiliano Ehret. Investigación que si bien no remediaría la muerte de la paciente, podría ser determinante para evitar reiteraciones de «errores fatales» como los denunciados, donde incluso si bien trascendió que la enfermera no contaba con sumarios anteriores ni antecedentes de denuncias por hechos similares, sí se conocieron casos donde afirman sus dudas en otras muertes en las que habría tenido intervención como profesional.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO