Descartan hipótesis de robo en el doble crimen de Firmat

Graciela Picech de 41 años y Mario D'Ángelo de 44, asesinados el martes por la noche dentro de su vivienda en Firmat.

Graciela Picech de 41 años y Mario D’Ángelo de 44, asesinados el martes por la noche dentro de su vivienda en Firmat.

 

El crimen de los fotógrafos Mario D’Ángelo de 44 años y de Graciela Picech de 41, ocurrido en su vivienda de la ciudad de Firmat aún continúa con un marco investigativo muy cerrado, aunque oficialmente el Fiscal de Melincué Matías Merlo descartó que se hubiese tratado de crimen en ocasión de Robo, como así también extraoficialmente fuentes cercanas a la investigación dejaron entrever que tampoco sería una cuestión pasional el móvil del homicidio, al tiempo que reafirmaron su convicción agregando que las víctimas eran una pareja muy unida, con una vida social muy ordenada y que no habría lugar para las hipótesis de un hecho de infidelidad.

 

En la casa no se encontró nada revuelto, nada fuera de lugar, incluso había 53.000 pesos de dinero en efectivo y nadie los tocó, como así tampoco la gran cantidad de bijouterie que el matrimonio vendía como actividad extra a la fotografía, y que estaba intacta en la escena del crimen.

 

El matrimonio asesinado no tenía hijos. Fue una hermana de la mujer asesinada la que dio aviso a la Policía luego que intentara comunicarse durante todo el día martes y al no obtener respuesta ni de Graciela ni de Mario, decidió saltar por un tapial trasero e ingresar a la vivienda donde se topó con el drástico panorama; su hermana tendida sobre la cama, ensangrentada y sin vida y su cuñado tendido sobre un angosto pasillo ubicado hacia el ingreso de la casa.

 

Respecto a otras de las hipótesis que hablan sobre una presunta actividad que desarrollarían las víctimas relacionada con préstamos de dinero, los investigadores aún se encuentran trabajando y no hay confirmaciones oficiales sobre tales supuestos.

 

La casa es una vivienda muy segura, con vidrios blindados y puertas con extremas medidas de seguridad, igualmente no había nada forzado ni violentado. Sostuvo uno de los investigadores del doble homicidio.

 

Imagen de Graciela Picech, extraída del perfil público de Facebook de su pareja Mario D´Angelo.

Imagen de Graciela Picech, extraída del perfil público de Facebook de su pareja Mario D´Angelo.

 

El fiscal de Melincué, Matías Merlo, realizó ayer las primeras tareas para investigar el homicidio de Mario D’Ángelo de 44 años y de Graciela Picech de 41, ocurrido en una vivienda de la ciudad de Firmat (departamento General López) en los últimos minutos del martes. El funcionario del Ministerio Público de la Acusación ordenó el ingreso de personal de la Policía Científica a la casa en la que se produjeron los crímenes, ubicada en Aristóbulo del Valle y Juan Manuel de Rosas, y solicitó la autopsia de los dos cadáveres.

 

También realizaron entrevistas a familiares y vecinos de la casa en la que vivían la pareja asesinada e hicieron rastrillajes en zonas aledañas para buscar el arma blanca que habría sido utilizada para cometer los crímenes.

 

Luego del trabajo de la Policía Científica durante gran parte de ayer, ingresé a la vivienda con la Policía de Investigaciones (PDI) y secuestramos documental y elementos de interés para la investigación, detalló Merlo. Verificamos que no se forzaron ni se rompieron cerraduras ni aberturas. Había alrededor de 53 mil pesos que no fueron sustraídos; máquinas fotográficas de muy alto valor; y elementos electrónicos. También hallamos gran cantidad de alhajas de oro y de plata y de bijouterie que comercializaban las víctimas, y nada de ello fue robado, señaló el Fiscal.

 

Lo que encontramos en la vivienda nos permite pensar que quedaría descartada la hipótesis de robo seguido de homicidio, adelantó Merlo. Y agregó: Las víctimas murieron a raíz de las heridas cortopunzantes que recibieron en la zona del cuello. Los cadáveres tienen golpes de puño y heridas de arma blanca en ambos manos, lo que indica que intentaron defenderse. Por otra parte, concluyó el fiscal del MPA, fueron asesinadas de la misma manera y las huellas marcadas en el piso son de una sola persona, todo lo cual podría estar indicando que el crimen habría sido cometido por una sola persona.

 

En la mañana de este jueves, el fiscal Merlo realizó observaciones de los cadáveres, junto a médicos forenses y a personal de la PDI.

 

Graciela y Mario en una imagen publicada en su cuenta de Facebook.

Graciela y Mario en una imagen publicada en su cuenta de Facebook.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

ANUNCIO