Balearon familia del Secretario de Prensa del gremio alineado a Moyano

Compartir en:

Siete proyectiles de una pistola 9 milímetros impactaron contra el frente de la vivienda del Secretario de Prensa del gremio alineado a Hugo Moyano, en la ciudad de Casilda.

 

Habían trascurrido los primeros minutos de las nueve de la noche, la gente en sus viviendas se preparaba para escuchar la palabra del Presidente Alberto Fernández sobre el aislamiento total que empezaba a regir desde la medianoche por prevención contra el coronavirus. La ciudad ya se mostraba muy calma, incluso desde el día anterior al decreto. Silencio, temor, poco movimiento en las calles y la soledad propia del barrio, más aún de calle San Martín al 1200 de Casilda, donde la cuadra termina contra un profundo arroyo convirtiéndose en un típico callejón sin salida; hacia los costados un descampado inmenso y el Fiat Duna de la familia estacionado frente de su casa. Ese era el panorama a las 21:10 cuando Diego, que se desempeña como encargado de prensa en Santa Fe del gremio alineado a Hugo Moyano, estaba por darse una ducha mientras su familia se disponía a preparar la cena. Su hija de 11 años parada en la mesada de la cocina picando cebolla… su esposa iba caminando desde el comedor hacia la mesada de la cocina, y en un instante se escuchan los disparos… «No le pegaron a mi nena porque Dios no quiso», contó Diego en medio del grave suceso.

 

Al instante me di cuenta que no era el escape de una moto, eran tiros, disparos. Me cambié rápido y salí del baño. Me encontré con mi esposa y mi hija refugiadas en el lavadero. Ahí me di cuenta de la magnitud del hecho, llamamos al 911, había varios disparos contra el frente de nuestra casa. Algunos ingresaron por la puerta del frente, rompiendo el vidrio, otros por la ventana, una de las balas rozó a mi hija, pegó debajo del horno microondas y rebotó quedando debajo de la mesa del televisor en el otro extremo de la casa. Contó Diego Giménez en diálogo con día7Tv, luego que la Policía levantara la cinta de seguridad que marcaba la prohibición de acercamiento a la escena del hecho.

 

El disparo más peligroso fue el que ingresó por la ventana del frente, pegó en un horno microondas, rebotó y terminó debajo de la mesa del TV, a centímetros de rozar a su hija y esposa.

 

El Fiat Duna también recibió impactos de bala, al menos dos proyectiles perforaron la zona del baúl del automóvil que se encontraba estacionado en la puerta de su casa.  Las balas halladas dentro de la vivienda se corresponderían con una pistola 9 milímetros.

 

Mi nena estaba en la mesada picando cebolla, mi esposa venía caminando del lado de la mesa del comedor hacia la mesada y en ese momento que va cruzando escucha el balazo. Agarra a la nena y la mete en el lavadero y la bala impacta contra la pared casi enfrente de la menor y pasa entre medio de las dos y cae debajo de la mesa del televisor que está en la otra punta de la casa. Y después hay un orificio más al costado de la puerta y otro debajo de la ventana donde estaba la nena parada. Yo recién había corrido la cortina del comedor porque habíamos estado todo el día con la cortina abierta, relata Diego mientras se muestra preocupado por la dimensión del hecho.

 

Dos de los siete disparos ingresaron en la parte posterior del automóvil de la familia, un Fiat Duna, que se encontraba estacionado en la puerta de su casa.

 

Se hizo presente en el lugar la Agencia de Investigación Criminal (Ex PDI), interviene el Ministerio Público Fiscal de Casilda. También personal del GOT dio resguardo al perímetro durante las primeras horas posterior al hecho. Un móvil policial permanece apostado frente al domicilio en carácter de custodia a la familia. Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación tomaron conocimiento inmediato del caso.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK


También te podría gustar...

ANUNCIO