Ruegan reflexionen sobre las consecuencias del “Proyecto de Ley de Aborto” contra los niños por nacer

La vida se mostró muy por encima de la muerte. Cientos de globos celestes rodearon los pocos pañuelos verdes que daban su postura a favor del aborto en Plaza de la Fuente en Casilda.

La vida se mostró muy por encima de la muerte. Cientos de globos celestes rodearon los pocos pañuelos verdes que daban su postura a favor del aborto en Plaza de la Fuente en Casilda.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS sostenemos que el momento del nacimiento de una persona está dado por la fusión entre en esperma y el óvulo. No se trata de una postura antojadiza sino que se trata de una información proveniente de la ciencia; así lo ha establecido la Academia Nacional de Medicina y lo ha receptado nuestra legislación. Como hecho fáctico cualquier mujer, con solo escuchar el sonido de una ecografía, sabe que en su vientre hay una vida, y que no se trata de su propio cuerpo sino de la vida de “su hijo”, vida de un ser humano distinto, con una carga genética distinta, con un ADN distinto. Es otro ser humano, si, un ser humano, porque una mujer solo concibe seres “humanos” y esto no es por una imposición cultural sino por una disposición biológica.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS sostenemos que no se puede levantar el dedo acusador contra una madre cuando se siente acorralada, víctima seguramente de una maraña de situaciones adversas que la atormentan: a una víctima se la contiene, se la tranquiliza, se la ayuda. Entendemos que pueden presentarse situaciones complejas, dolorosas, y como tal requieren de un abordaje especial por parte del estado quien, fundamentalmente, debe tomar la decisión de hacerse cargo. Así como todo problema tiene solución, no puede pretenderse, desde la arrogancia, una solución rápida cuando la misma lleva como condición la muerte de un ser humano inocente e indefenso.

 

Con una vida cosificada y devaluada, nos proponen solucionar casi mágicamente problemas de alta complejidad a partir de la eliminación de un ser débil, inocente e indefenso, en lo que es la demostración más acabada de la cultura del descarte.

Con una vida cosificada y devaluada, nos proponen solucionar casi mágicamente problemas de alta complejidad a partir de la eliminación de un ser débil, inocente e indefenso, en lo que es la demostración más acabada de la cultura del descarte.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS advertimos que vivimos momentos donde los valores lucen devaluados y que la vida, como tal, no escapa a esta regla. Basta mirar el crecimiento de la pobreza, de la desnutrición y del desempleo para concluir que el poder es insensible, no se conmueve ni la desesperanza ni con el dolor que afecta a sectores sociales cada vez más numerosos que son expulsados del sistema. Así, con una vida cosificada y devaluada, nos proponen solucionar casi mágicamente problemas de alta complejidad a partir de la eliminación de un ser débil, inocente e indefenso, en lo que es la demostración más acabada de la cultura del descarte, la más cruel manifestación del consumismo, la que nos propone desechemos todo aquello que no nos sirve entre ellas un hijo, en una versión contemporánea de que el fin justifica los medios.

 

Es en el plano de las convicciones, desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS, advertimos que se ha filtrado un elemento pernicioso: los intereses políticos, ya para buscar sacar provecho a partir de posturas que lucen “simpáticas”, “políticamente correctas” o pretendidamente “garantizadora de derechos”, pasando por presentar al aborto como un anticonceptivo más, hasta llegar a aquellos que tienen en miras el control de natalidad de los países pobres motorizado desde oficinas internacionales que hoy promueven y financian campañas por el aborto legal.

 

Casilda se sumó a la "Caravana por las Dos Vidas" en esta tarde de domingo,

Casilda se sumó a la “Caravana por las Dos Vidas” en esta tarde de domingo.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS estamos convencidos que la batalla por ampliar derechos toma dimensión épica cuando los beneficiarios son los más débiles, los más vulnerables, tal en caso de los niños por nacer. Precisamente todo lo contrario ocurre con el proyecto de ley que es sometido a consideración del Senado donde no sólo se conculcan los derechos adquiridos por el niño por nacer sino que se permite que el primer derecho humano que les asiste, como lo es la vida, pase a depender de otra persona a quien se arropa de omnipotencia para que decida quien vive y quien no. Jamás, jamás el ejercicio de un derecho puede partir de la negación del superior derecho a la vida que tiene otro ser humano.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS advertimos que se nos pretende seducir con el argumento de que las sociedades avanzadas ya han adoptado el aborto, como si fuera una invitación a ingresar al mundo ideal. Y es entonces que nos interpelamos si ese mundo desarrollado es aquel que se muestra insensible y da vuelta la cara a náufragos que se lanzan al Mediterráneo huyendo de guerras y hambre, o aquel que en la frontera con México levanta muros para evitar el ingreso de personas desesperanzadas llegando a separar a los padres de los niños y enjaularlos con una crueldad propia de una sociedad llena de humanos…. pero carente humanidad.

 

SALVEMOS A LAS DOS VIDAS es un ruego, un ruego a los senadores nacionales para que, al considerar el proyecto de ley de aborto, reflexionen sobre las consecuencias de su decisión y sobre la necesidad de no perder de vista a los niños por nacer, aquellos que no tienen voz… salvo en la conciencia de cada uno de ustedes.

SALVEMOS A LAS DOS VIDAS es un ruego, un ruego a los senadores nacionales para que, al considerar el proyecto de ley de aborto, reflexionen sobre las consecuencias de su decisión y sobre la necesidad de no perder de vista a los niños por nacer, aquellos que no tienen voz… salvo en la conciencia de cada uno de ustedes.

 

Desde SALVEMOS LAS DOS VIDAS sostenemos que tenemos que reencontrarnos con lo mejor de la historia de nuestro país, cuando nuestro país fue realmente grande, un país sensible y generoso que dio sentido y valor a la vida, que abrió las puertas para invitar a vivir a nuestros abuelos provenientes de otros rincones del mundo e instaló el concepto que de que “los únicos privilegiados son los niños”; si, los mismos que se encontrarán en peligro en el seno materno en caso de aprobarse la ley, lo que constituiría un triste retroceso hacia una sociedad de pobres corazones.

 

Finalmente sostenemos que SALVEMOS LAS DOS VIDAS no es un movimiento o un colectivo, SALVEMOS A LAS DOS VIDAS es un ruego, un ruego a los senadores nacionales para que, al considerar el proyecto de ley de aborto, reflexionen sobre las consecuencias de su decisión y sobre la necesidad de no perder de vista a los niños por nacer, aquellos que no tienen voz… salvo en la conciencia de cada uno de ustedes.

 

Por todo lo expuesto Desde Casilda le decimos SI A LA VIDA, A LAS DOS VIDAS!!!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO