El relato de la joven que denunció una violación

Este es el trayecto de calle San Luis en Casilda, frente a cancha de Banfield, donde una joven de 22 años denunció haber sido violada en la madrugada del pasado viernes 19 de mayo.

Este es el trayecto de calle San Luis en Casilda, frente a cancha de Banfield, donde una joven de 22 años denunció haber sido violada en la madrugada del pasado viernes 19 de mayo.

 

Si bien hasta el momento desde Fiscalía Casilda no han proporcionado ningún tipo de información en referencia a la denuncia por violación radicada el pasado viernes 19 de mayo por una joven de 22 años, ya que se encuentran justamente en medio del proceso de investigación y cualquier detalle que se brinde podría tirar por la borda el trabajo realizado tendiente al pronto esclarecimiento del hecho. Día7 recorrió el trayecto que hizo la joven esa madrugada y pudo observar la presencia de cámaras de seguridad privadas, las que se ubican unos 200 metros antes de la obra en construcción donde habría ocurrido la violación, como así también en los 200 metros posterior a dicho domicilio; siempre sobre calle San Luis.

 

El registro de video captado por esas cámaras seguramente será determinante para la causa que se investiga. Mientras tanto desde Fiscalía continúan trabajando en tan compleja causa sin brindar ningún tipo de declaración a los medios de prensa para no entorpecer en absoluto la investigación en curso. En la medida que surja alguna información relevante sobre el caso será comunicada oportunamente por el área de prensa del Ministerio Público de la Acusación, informaron desde el MPA Casilda.

 

Si bien en casi la totalidad de los hechos de abuso sexual se intenta preservar ante la comunidad el nombre de la víctima, precisamente para no exponer aun más a esa persona que pasó por tan difícil momento, en este caso fue la propia familia de la joven la que decidió revelar su identidad e incluso la propia mujer de 22 años se comunicó con algunas radios locales donde brindó su relato en primera persona de los hechos que denunció aquella madrugada del viernes 19 de mayo, ocurridos en barrio barracas de Casilda, sobre calle San Luis entre Mitre y San Martín.

 

A la derecha de la imagen el padre de la joven observa el lugar donde se desató la violación denunciada por su hija.

A la derecha de la imagen el padre de la joven, acompañado de un vecino, observa el lugar donde se desató la violación denunciada por su hija.

 

El relato en primera persona

 

Yo salía de trabajar, cerca de las dos de la mañana, no había mucha gente en la calle y entonces me puedo fijar bien cuando viene una bici de atrás, me doy vuelta para dejarle paso y se pone a mi lado y me empuja contra el cordón; él estaba en bicicleta también, una playera azul. Yo me caigo, me empieza a revisar mi cartera, ve que no tengo dinero, tampoco tenía celular, nada de valor, entonces… bueno no sé cómo decirlo… de alguna manera buscaba algo más…

 

Me acerca hasta la obra en construcción que está en ese lugar, me empuja hacia adentro, todo el tiempo amenazándome que me iba a apuñalar, yo no veo que tenga algo; me tuvo todo el tiempo con los ojos cerrados. Yo no veo si tenía o no un arma blanca pero me amenaza constantemente que si abría los ojos me apuñalaba. En ese momento estuvimos ahí un ratito en la vereda mientras me revisa mi cartera a mí a ver si tenía algún celular, y no pasó nadie, no había nadie afuera… silencio total… en la cuadra próxima hay un terreno descampado, no hay mucho movimiento por ahí, entonces desde mi lugar lo más lógico fue hacerle caso para que me deje ir… no sé si me explico.

 

Pasó un largo rato en donde básicamente hablando, para que la gente me entienda, él hizo conmigo lo que quiso, hasta que él terminó y se fue. Y ahí yo pude vestirme y salir a la calle, porque me había dejado completamente desnuda. Cuando vi que no estaba por ahí, salí corriendo directamente a mi casa y luego fuimos a denunciar el hecho. Ya eran las 3:30 de la madrugada.

 

Yo no logro ver para donde se va, no logré verlo ni nada en ningún momento así que en efecto no sé quién es. En un momento se me empezó como a incitar que de un nombre… y yo, lamento decirlo, haces unos meses atrás había tenido un encuentro con un compañero de trabajo que terminó más o menos mal porque se propasó un poquito conmigo, nada del otro mundo… nada exagerado… no me violentó ni nada por el estilo pero yo me sentí incómoda y dejé de trabajar en ese lugar… y la verdad que por la contextura física fue la única persona que se me vino a la cabeza. Pero lo dije con total confidencialidad a la Policía porque me prometieron que de ahí no iba a salir… y me enteré que en efectos le habían proporcionado dos allanamientos a esa persona y que él no había sido… y la verdad que me sentí muy mal por eso también, porque yo creí que iba a ser una cosa más discreta, porque yo no estaba segura si había sido él… no sé si me explico.

 

El informe forense lo que resume es que no se ven daños aparentes, no se cuál es el léxico de ese tipo de cosas, o sea, a simple vista no hay nada pero después faltan los estudios de laboratorio… O sea queda mi palabra contra la evidencia médica, es como si yo tuviese que demostrar que esto realmente pasó… eso es lo que a mi más me queda, la sensación mas fea que estoy viviendo en este momento…

 

Así concluyó la víctima su relato, muy pausado y tranquilo, al tiempo que agregó que en los próximos días estaría empezando un tratamiento con un psicólogo.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Todas las noticias de Casilda y la región en…