Pericias sobre el enigmático caso del auto incendiado

 

Todas las imágenes del particular siniestro y el momento en que el Sub Oficial Di Mella, de Bomberos Zapadores de Rosario, llevaba adelante las pericias sobre el vehículo VW Up que fuera hallado por la Guardia Rural de la U.R. IV completamente incinerado en la mañana de este Lunes. Los efectivos patrullaban sobre la continuación de Bv. 25 de Mayo, a unos 8 km del radio urbano de Casilda, en sentido hacia el Río Carcarañá, cuando se toparon con el rodado calcinado. Si bien la primera apreciación que se podría suponer en un hecho de estas características es que el automóvil haya sido robado para ser utilizado en otro hecho y luego descartado, hasta el momento no hubo denuncia alguna en el ámbito de la U.R. IV sobre la desaparición de un VW Up, por lo que al menos en la jurisdicción del Departamento Caseros se descarta el móvil del robo.

 

El vehículo tenía todos los vidrios estallados por las altas temperaturas alcanzadas, excepto la ventanilla del lado del conductor que fue rota antes del inicio del fuego; según lo determinó el perito de Bomberos Zapadores de Rosario.

 

El automóvil se encontraba a unos 60 metros del camino principal, campo adentro, al borde de un cañaveral. Lo particular, según trascendió de la pericia llevada a cabo entrada la tarde de este Lunes, es que el rodado no poseía chapa patente, ya que no fueron encontrados los restos del metal derretido que se hubieran correspondido en caso de hallarse colocad; tampoco se observó en el lugar la rueda de auxilio, ni el gato mecánico; otro detalle no menor es que todos sus vidrios estallaron a consecuencia de las altas temperaturas, excepto el del lado del conductor que fue roto antes de iniciarse el fuego; al menos así lo determinó el perito al observar en el suelo los restos de cristales sin presencia de hollín, como si lo había en los demás vidrios. El freno de mano estaba accionado y la puerta del lado del conductor completamente abierta.

 

El misterioso incendio de un automóvil VW Up ocurrió en la madrugada de este Lunes, en zona rural de Casilda, a unos 8 km del radio urbano.

 

Al arribo de Bomberos Casilda tras el llamado del 911, luego de la advertencia que hizo la patrulla rural tras descubrir el vehículo, no había persona alguna. Las llamas ya se habían autoextinguido y sólo se percibía el desprendimiento de calor de las partes metálicas del rodado. Según estimaron los investigadores la temperatura alcanzada en el vehículo superó los 700 grados. Producto del fuego incluso se propagaron las llamas hacia el cañaveral lindero, afortunadamente y por cuestiones de la dirección del viento en ese momento, no pasó a mayores y finalizaron al llegar al camino de tierra. El Oficial de Bomberos Cristian Sanabria, brindó detalles de la intervención en dicho siniestro.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO