Allanamientos, detenidos, y la famosa “puerta” que los Jueces abren fácilmente…

 

Doble trabajo para quienes llevan adelante las investigaciones y se encuentran con que el investigado es un sujeto con pedido de captura por haberse “fugado” en una salida transitoria otorgada por la irresponsable actitud del algunos Jueces que conforman el sistema y optan por otorgar “transitorias” a peligrosos delincuentes que, obviamente, no vuelven a presentarse en la cárcel. Teniendo luego la Justicia que emitir un pedido de captura, para ese delincuente que ya había sido detenido, juzgado y condenado, pero que algún “Juez” optó por tratar de reinsertar en la sociedad y para tal, permitiéndole el “beneficio” de las salidas transitorias. Total, quienes pierden son los ciudadanos volviendo a quedar expuestos en manos de delincuentes, y todo el equipo de trabajo que conforman desde la Fiscalía hasta la PDI, que dedican tiempo a extensas investigaciones para poder poner tras las rejas a quien cometió un delito, para que luego, sin demasiado argumentos algún juez de turno firme las salidas…

 

Puntualmente para los allanamientos llevados a cabo por la Policía de Investigaciones PDI, ordenados por la Fiscalía Casilda, el pasado jueves 19 por la mañana en la zona de Montevideo y Díaz Vélez y Alberdi al 2900 de barrio Nueva Roma, es dable mencionar que en uno de los domicilios allanados se secuestró una escopeta recortada, que sería el arma utilizada para perpetrarle el disparo a la joven de 15 años, ocurrido semanas atrás en nueva roma, y paralelamente a la causa que motivó el allanamiento en relación a la mencionada joven lesionada por arma de fuego, la Fiscalía dispuso una ampliación de las órdenes en busca de elementos relacionados con los cuatro hechos de robo a mano armada ocurridos durante la noche previa al procedimiento. Así, lograron probar que los sujetos detenidos por la tenencia del arma que se disparó contra la joven de 15 años, también tendrían relación con los robos calificados ocurridos aquel miércoles 18 por la noche. Secuestraron dos teléfono celulares, un revolver calibre 32 con municiones, una bala percutada de la cual no había salido el tiro, y además ropas y objetos que fueran robados en uno de los ataques y denunciados. Respecto de la bala ya percutada se corresponde con un escalofriante relato que hace una mujer que denunció esa misma mañana de los allanamientos que al salir de trabajar a las 06:00 de la mañana y dirigirse hacia su casa fue sorprendida sobre calle Alvear al 2800 por un delincuente que la apuntó con un revolver en la panza y le gatilló el arma, con la fortuna que el disparo no salió…

 

Así entonces quedaron detenidos tres masculinos, de 24, 26 y 30 años. Uno de ellos, el más joven, con pedido de captura vigente por no haber regresado luego de una salida transitoria, el otro con una libertad asistida luego de una denuncia de su ex pareja por violencia de género, e incluso contaba con una restricción de acercamiento hacia ésta, situaciones que parecen no haber sido tenidas en cuenta al momento en que el Juez le otorgara esa libertad “asistida”. El día que fue detenido en el allanamiento por la PDI de Casilda, mientras era ingresado al penal, su ex mujer estaba asentando una nueva denuncia por hechos de golpizas.

 

El pasado viernes 20 tuvo lugar la audiencia imputativa con pedido de prisión preventiva, donde la Fiscal Luna hizo la solicitud por tiempo indeterminado, “sin plazo”, aunque finalmente el Juez Paretto otorgó 5o días de prisión, o sea hasta el 10 de marzo, fecha donde deberá establecerse la nueva audiencia y según haya avanzado la investigación y las pruebas recabadas se podrá dar que los delincuentes continúen en prisión o recuperen su libertad, la decisión para ese entonces estará en manos del Juez.

 

Sería oportuno en los tiempos que se viven donde la delincuencia crece en forma exponencial y desde Fiscalía agotan todos sus recursos humanos en prolongados trabajos de investigación para poder concretar procedimientos con resultados positivos y detenidos, que los Jueces al menos no otorguen tan livianamente libertades bajo los títulos de transitorias o asistidas, siendo que todos los esfuerzos se ven doblegados a volver a trabajar sobre “personas” que ya han sido investigadas y detenidas tiempo atrás y deberían estar tras las rejas.

 

Más allá de los “derechos” que el nuevo código establece a los delincuentes, el código aplicado a consciencia por los Jueces evitaría muchas reincidencias. Es hora que el buen trabajo de unos pocos, comience a ser imitado por quienes tienen la última palabra y así ayudar a formar una sociedad más justa y segura para todos.

 

La famosa puerta de atrás que los Jueces “olvidan” cerrar

El más joven de los detenidos, si bien residía en Casilda, venía de Villa Gobernador Gálvez, la salida transitoria se la había otorgado el Juez de Ejecución Nº2 de Rosario, ciudad donde pesaba su condena. En este último tiempo, el entonces prófugo ha estrechado vínculos con jóvenes de Casilda, entre ellos un sujeto de 30 años que estuvo detenido por hechos de violencia de género, causas que fueron tramitas en la Fiscalía Casilda y a pesar del pedido de las Fiscales para que continúe detenido, la Jueza ordenó la libertad asistida… Si bien este tercer detenido de 30 años de edad, no sería directamente responsable de los hechos de robo, guarda relación con la tenencia de armas; además de no haber cumplimentado la restricción de acercamiento hacia su ex mujer.

 

En dicha oportunidad las Fiscales se opusieron a la Libertad Asistida del sujeto y apelaron la misma debido a las fuertes amenazas que este propiciaba a su ex concubina; aunque según manifestaron fuentes cercanas a la investigación “desde la alcaidía Casilda siempre informan sobre una conducta ejemplar de los presos. Nunca se les hace un sumario como ocurre en las otras cárceles; entonces la Jueza le otorgó en aquel momento la libertad… por tener este reo una conducta “ejemplar”…

Y respecto del más joven de los detenidos, sobre quien la PDI puso la lupa al inicio de la investigación, como mencionábamos en el párrafo anterior pesaba sobre el mismo un pedido de captura, “y la policía ni sabia en realidad que tenía captura…, desde Jefatura argumentaron ante la Fiscalía que se le había traspapelado en consignarla en la prontuarial”, menifestó una fuente cercana a la causa.

 

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

ANUNCIO