Madre salvó seis vidas tras donar los órganos de su hijo

 

Su hijo peleó por vivir durante varios días en Terapia Intensiva del Hospital San Carlos de Casilda, incluso en un momento despertó y hasta estuvo charlando con su mamá, aunque luego todo desencadenó en el peor final. Pese al dolor, la familia tuvo las fuerzas necesarias para enfrentar la decisión de donar sus órganos.

 

Francisco es el Ángel de mi hija porque hoy mi hija mejoró mucho su calidad de vida, vive… antes vivía acostada y no podía hacer nada, contó la mamá de la nena trasplantada que estaba en lista de espera, atravesando varios años de lucha y diálisis.

 

Francisco Quintana falleció a los 14 años tras una intoxicación con drogas. Su madre decidió donar sus órganos para ayudar a otros niños, que estén en listas de espera para trasplantes, a continuar con sus vidas.

Francisco Quintana falleció a los 14 años tras una intoxicación con drogas. Su madre decidió donar sus órganos para ayudar a otros niños, que estén en listas de espera para trasplantes, a continuar con sus vidas.

 

Hace algunos días y en coincidencia con el día de la Madre, Yanina, mamá de Francisco Quintana, recibió un mensaje de parte de la familia de una menor que recibió un trasplante de riñones, órganos que pertenecían a Francisco. Hoy ambas familias buscan estrechar lazos y la nena que recibió sus órganos quiere conocer personalmente a la mamá de Francisco.

 

A mí me da paz interior que haya otra persona que puede disfrutar su vida, yo sabía que mi hijo ya no iba a ser… Yo, hoy por hoy, siento que así sea una parte de mi hijo, está en otra persona y está vivo; más allá que uno lo tenga presente en cada cosa, hoy por hoy siento que mi hijo sigue vivo, sigue haciendo el bien. Es una manera de consuelo quizás propio, yo lo tomo así… y donar es muy importante. Yo, antes que pasara lo de Francisco, nunca pensé en donar mis órganos; menos los de mis hijos. Y se dio así, tomamos esa decisión y lo bueno es que hicimos el bien. Contó Yanina, mientras su rostro mostraba una profunda emoción.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO