Buscan PAZ tras muerte en granja avícola

Yain Borda, de 24 años, murió al ser aplastado por el tractor que conducía, perteneciente a una granja avícola de Los Molinos. A un año del fatal desenlace su familia no encuentra Paz.

Yain Borda, de 24 años, murió al ser aplastado por el tractor que conducía, perteneciente a una granja avícola de Los Molinos. A un año del fatal desenlace su familia no encuentra Paz.

 

Familiares de Yain Borda (24), el joven que murió mientras desarrollaba tareas en una granja avícola de Los Molinos, escribieron una carta al cumplirse el primer año de su fallecimiento. Expresan que aún no han podido encontrar paz tras la inesperada partida al cielo de este joven trabajador, que daba todo de sí en cada jornada. Trabajaba en una granja avícola de Los Molinos desde hacía varios años, siempre lo hizo en condiciones de una precariedad laboral absoluta, el empleador era muy allegado a la familia del joven muerto.

 

El Ministerio Público de la Acusación de Casilda investiga el hecho, a prima facie, en el marco de un accidente laboral en el cual Borda manejaba un tractor y cae a una cuneta en una maniobra que efectúa sin intervención de otros vehículos. Resta todavía el informe de una pericia accidentológica específica que está en proceso, que es la que permitiría en principio poder resolver la cusa basal, o sea, el por qué se originó el accidente. La causa corresponde a la Fiscal Lorena Aronne y a la fecha quedó en manos del Dr. Emiliano Ehret, del MPA. Por otra parte además, fuera de área penal, hay cuestiones laborales, civiles y administrativas en las que generalmente intervienen otros organismos como área de trabajo, gremio, que tienen en su órbita controlar las condiciones laborales.

 

Meses antes del fatal desenlace, Yain había tenido un trasplante de córnea para intentar recuperar la visión de su ojo derecho que había perdido años atrás en otro accidente laboral trabajando en el mismo lugar. Así y todo y contra la indicación médica donde señalaba que sólo debía realizar tareas pasivas, esa tarde su patrón lo envío a buscar un tractor que había pinchado un neumático y estaba a pocas cuadras de su lugar de trabajo; pese a que incluso el joven tenía el parche en el ojo, lo hicieron conducir. Una mala maniobra, un mal cálculo, la falta quizá de condiciones técnicas en el viejo implemento agrícola y la falta de normas de seguridad le costaron muy caro al siempre predispuesto Yain Borda. El tractor de desplaza hacia atrás en un intento de subir al camino paralelo a Ruta 92, para dirigirse a la granja, y cae en una profunda alcantarilla. Su cuerpo quedó debajo del tractor. Bomberos hicieron todo lo posible aunque murió arriba de la ambulancia durante su traslado a Casilda, a consecuencia de un paro cardíaco.

 

Mientras estaba aplastado por el tractor, Yain hablaba, incluso también arriba de la ambulancia, aunque no logró llegar con vida al Hospital de Casilda. Su último gesto fue levantar el pulgar de su mano, como quien indica está todo bien, y tras ello entró en paro y murió.

 

Hoy se cumple un año de su muerte, su familia no encuentra paz, el empleador que era muy allegado a ellos jamás volvió a visitarlos luego de la muerte. No hay seguros, ni dinero ni juicio que pueda devolver a la familia la vida de Yain. A continuación la carta enviada por su hermana Brenda, en nombre de toda su familia, expresando que no logran encontrar paz a un año de la muerte de su hermano.

 

Escribo esta carta porque a un año de tu partida no encuentro paz. Nuestras vidas cambiaron un 28 de Mayo de 2018, aproximadamente a las 18:30 horas, cuando sonó la sirena de Bomberos Los Molinos y nos enteramos que habías tenido un accidente… enceguecidos estábamos ahí como mucha gente del pueblo. No podíamos creer verte allí aplastado por el tractor, en el canal, pidiendo por Dios que te saquen que querías vivir.

 

Cuando lograron sacarte me tiré al suelo y lloré, sentí en mí que todo estaba mal, pero no perdimos las esperanzas y fuimos al hospital esperando que nos dieran buenas noticias; ninguno quería ver lo que estaba pasando. Se acercó la médica y nos dijo: «estamos haciendo todo lo posible»; en ese momento todos lloramos porque sabíamos lo que venía después de eso… Salió nuevamente la médica y dijo: «lo siento, no lo pudimos salvar». Mi mundo se derrumbó; ahí se pasaron tantos momentos por la cabeza, tantas cosas que vivimos y tantas que nos faltaron. Sólo 11 meses de diferencia nos llevábamos, toda la vida la pasamos juntos. Te abrasé, te besé, y grité que éramos 8 hermanos… que no nos dejaras… pero era tarde.

 

Fue una injusticia lo que pasó, no merecías eso y mucho menos que las personas que decían “cuidarte” por ser tus patrones, nunca aparecieron a decirnos nada; no les importó que éramos conocidos de años. Tampoco les importó que mi hermano trabajara allí desde hacía muchos años, estaban a metros del lugar del accidente y ni se acercaron a ver; no les importó nada, incluso siguieron trabajando como si nada hubiera pasado. No les importó jamás nada y aún hoy, no nos dan una respuesta ni disculpas.

 

Nada nos va a devolver a mi hermano, aunque merece Justicia y que se sepa la verdad. Ese lugar lo mató porque no cuidan a sus empleados… y nunca lo harán. Quedó un vacío enorme en nuestra vida, quiero que sepan que no son más personas por tener “plata”. Espero algún día paguen por lo que hicieron aunque yo nunca los voy a perdonar.

 

PD: Negrito, todos los días te extraño; la vida no es lo mismo sin vos. TE AMAMOS. Besos al cielo y nos vamos a volver a ver.

 

YAIN BORDA SIEMPRE PRESENTE

28-09-93 + 28-05-18.

TU FAMILIA Y AMIGOS.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO