Operaron de urgencia a la nena trasplantada

Adara, la niña que había sido trasplantada de su hígado, tuvo que ser operada de urgencia este viernes por una obstrucción en sus intestinos. Permanece en terapia.

Adara, la niña que había sido trasplantada de su hígado, tuvo que ser operada de urgencia este viernes por una obstrucción en sus intestinos. Permanece en terapia.

 

Adara, la pequeña de cinco años de la localidad de Sanford que semanas atrás recibió un trasplante de hígado y había sido dada de alta, debió a ser internada la semana pasada para someterse a la colocación de un drenaje biliar y mientras se recuperaba, ya en una sala común, comenzó a tener fuertes dolores de estómago.

 

Los médicos le practicaron varios estudios en los que habrían determinado que los síntomas no guardarían relación con el trasplante. En principio, según expresaron a sus familiares los profesionales que la asistieron, todos los análisis y estudios relacionados a la evolución del trasplante hepático han salido correctos. Por lo que continuaban investigando las causas tanto de la presencia de líquido en su estómago como así también de una inflamación del páncreas. No pudieron calmarle el dolor a pesar de la medicación que le proporcionaron el jueves y por eso decidieron continuar con los estudios que la llevaron luego a cirugía de manera urgente este viernes a primera hora de la tarde.

 

Hace diez días mi vida es un calvario… Ver como mi hija cada día empeoraba, ver que cada día su sufrimiento era más grande… tan inocente y tan fuerte a la vez… Hija como la peleas, cuantas ganas de seguir tenés. Mi corazón está a tu lado, aunque no pueda estar junto a vos como siempre estuve. Sé que este amor que sentimos nos une y nos va a unir siempre… Gracias por luchar y no bajar los brazos. Gracias hija por ser como sos. Gracias Dios por cuidar de mi hija. Gracias a todos los que oran por “Adi”, gracias a los que están por mensajes y los que nos ayudan en este camino de lucha. Gracias por todo este gran apoyo que me hace bien… que nos hace bien… Hoy mi hija la está peleando, pero pronto veremos su victoria!!!. Publicó su mamá Juliana en el muro de Facebook.

 

Este viernes al mediodía mientras le realizaban una tomografía, entre otros estudios, para intentar determinar las causantes del fuerte dolor de estómago, advirtieron que en principio podría tratarse de una obstrucción en los intestinos por lo cual tras una reunión de junta médica de la que participó también el cirujano que le practicó el trasplante, decidieron operarla de urgencia. La cirugía comenzó a las tres y media de la tarde, de ayer viernes 29 de junio y se extendió por una hora y media. La intervención concluyó bien y la pequeña permanecerá en terapia intensiva durante unos tres días, en un coma inducido para que no sufra ningún tipo de molestia durante el post operatorio. Su familia no podrá ingresar a verla durante estos primeros días, precisamente para no crear ningún tipo de alteración emocional que pudiera afectarle en su recuperación, al menos así le manifestaron los médicos a su Papá Ezequiel.

 

No la querían operar por miedo a que sea otra cosa. Porque al tener una pancreatitis es un riesgo también operarla, aunque no se podía posponer porque era cuestión de horas para poder salvarla. Los doctores hicieron muy rápido, no quedaba otra alternativa… podía darle un infarto intestinal si la dejaban así. Ahora puede llegar a haber algunas complicaciones por la pancreatitis. La van a tener dos o tres días dormida, en terapia. Nos dicen que nos quedemos tranquilos, pero no nos podemos quedar tranquilos, a pesar que sabemos que está bien cuidada. Contó Ezequiel Serrano, papá de Adara, en diálogo con día7 este sábado por la mañana.

 

En el parte médico brindado durante el mediodía de este sábado en el Sanatorio de Niños, los profesionales resumieron el estado de salud de la pequeña expresando a su familia que Adara está estable y que la recuperación es muy lenta, agregando que deben darle tiempo. Mientras tanto su Mamá y Papá junto a su pequeña hermanita Alí, permanecen en Rosario en un departamento céntrico, a pocas cuadras del Sanatorio de Niños, que les fuera prestado por una docente de su pueblo, Sanford, para que puedan estar más cómodos dentro de las complicaciones propias de tal situación.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO