Gravísimo caso de abuso sexual llevó a la detención de una mujer policía

Detuvieron a una mujer policía, de la "Comisaría de la Mujer" de Casilda, acusada de abuso sexual hacia su propia hija de 9 años.

Detuvieron a una mujer policía, de la “Comisaría de la Mujer” de Casilda, acusada de abuso sexual hacia su propia hija de 9 años.

 

Precisamente la niña abusada, de 9 años, es hija de la mujer policía (35) en cuestión y toda la investigación recaería en que sería ella la autora de los violentos abusos sexuales practicados hacia su propia hija, abusos que incluso le provocaron una hemorragia a la niña. En torno al caso, un allanamiento se dio en horas de la noche de este jueves, en una vivienda de Barrio Yapeyú, lugar de residencia de la mujer policía sospechada, donde se logró poner al resguardo a la otra niña, hermana de la abusada. En cuanto a la madre de las niñas, ella no se encontraba en su domicilio y fue detenida en el Sanatorio de Niños de Rosario mientras “cuidaba” de su hija internada.

 

Respecto de la identidad de la mujer policía detenida, se conocerá mañana en la audiencia pública que tendrá lugar en horas del mediodía en la Oficina de Gestión Judicial, situada en el primer piso del Ministerio Público de la Acusación, sobre calle Casado 1876 de Casilda.

 

La niña fue atendida días atrás en el Hospital San Carlos de Casilda, aunque desde dicho nosocomio no habrían cumplido a tiempo con los protocolos de actuación e informe frente presuntos signos de abusos sexuales, derivando incluso a la menor al Sanatorio de Niños de Rosario por presentar una gran hemorragia; sin haber sido notificado oportunamente el caso ante la Justicia. Ya en Rosario, las autoridades del Sanatorio de Niños, dieron inmediato aviso a Fiscalía y un equipo interdisciplinario se hizo presente para constatar el hecho. La nena manifestó todo lo vivido, lo pudo verbalizar y también los médicos se expidieron manifestando que la menor estaba sufriendo abusos sexuales con accesos mediante objetos. Además intervino el “Gabinete de Niñez Provincial”. Inmediatamente Fiscalía ordenó el allanamiento en la vivienda donde habita la mujer investigada junto a sus hijas menores, en barrio Yapeyú de Casilda, logrando el secuestro de importantes elementos de interés para la causa. Respecto de la presunta acusada, anoche mientras se producía el allanamiento en su casa ella se encontraba en el nosocomio de la ciudad de Rosario junto a su hija que permanecía internada, por lo tanto Fiscalía Casilda ordenó su aislamiento y posterior detención. Además le dieron intervención a Asuntos Internos de la Policía de Santa Fe y quedó alojada en la Unidad 5, de la cárcel de Rosario, ya que Casilda no cuenta, a pesar de la reciente reforma edilicia, con pabellones para mujeres.

 

Respecto del accionar del personal médico interviniente en el Hospital de Casilda, según fuentes cercanas al área de niñez, el Hospital habría informado a la Secretaria de Niñez de Casilda y desde dicho sector no habrían continuado ni en tiempo ni en forma con lo establecido en los protocolos de actuación para tales casos. No se descarta que tal “omisión” guarde relación con la existencia de algún tipo de vínculo entre una funcionaria del área de niñez de Casilda y la autora de los abusos, que habrían llevado a tratar de minimizar y ocultar la gravísima situación por la que atravesaba la niña; aun estando en ese momento en riesgo la vida de la menor. Afortunadamente desde el Sanatorio de Niños de Rosario dieron inmediata intervención a Fiscalía, al mismo instante de haber ingresado la niña para tratar su hemorragia, y todo salió a la luz.

 

La ágil intervención que tuvieron desde Fiscalía Casilda, Fiscalía Rosario, PDI, y los equipos de Niñez a nivel Provincial, una vez que fueron notificados desde Rosario por las autoridades del Sanatorio de Niños, hicieron que la Justicia pueda poner al resguardo a otras criaturas cercanas al núcleo familiar de la mujer policía, de las cuales se presume que también podrían haber sido víctimas de abuso por parte de la uniformada.

 

La menor se encuentra fuera de peligro, aunque permanecerá internada por varios días más; informaron fuentes oficiales cercanas al caso. Este sábado tendrá lugar la audiencia imputativa de la mujer policía que paradójicamente cumplía funciones en la “Comisaría de la Mujer” de la Unidad Regional IV Casilda, donde habitualmente concurren víctimas de abuso sexual y en muchos casos niños y niñas, que hasta incluso eran trasladados a la ciudad de Rosario, por diversos trámites, por la hoy imputada mientras se desempeñaba en su rol de integrante del área de “Violencia de Género Sexual y de Familia”.

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


También te puede interesar...

ANUNCIO